No dejan meter perros en el cementerio porque roban los huesos de los cuerpos. Los perros comen huesos y los cadáveres están hechos de huesos. Esa relación obvia en la que nadie había reparado en el cementerio hasta que vieron que a la gente que paseaba con perros dentro del cementerio se le soltaban los perros e iban a desenterrar nichos con sus pezuñas para robarse unos huesitos. No todos los cementerios habían caído en ese problema y no sabían cómo parar los saqueos perrunos. Resulta que solo había que poner un cartel de PERROS NO. Fin del problema.

Visto en Casares (Málaga).

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.
Si quieres seguir con las RISAS tenemos que decirte que esta web también usa COOKIES (sí, las temibles Cookies traga-datos). Si estás de acuerdo, pulsa ACEPTAR y si quieres conocer la política de cookies también puedes verla haciendo click aquí ->    Ver Política de cookies
Privacidad