¡Hola!

Hace tanto que no escribo por placer que me siento como si se me hubiera olvidado. Es una sensación extraña, algo que sabes que hacías bien pero que cuesta retomar. Volver a tener miedo de algo que antes hacías habitualmente. Qué curioso. Voy a volver a intentarlo:

¡Hola!

A finales del año 2019, y después de una década trabajando activamente como creativo gráfico y creador de humor en viñetas y textos decidí frenar en seco con todo lo que venía haciendo durante esos 10 ultimos años. Y es que había perdido totalmente el enfoque de lo que hacía. Me apasionaba, sí, pero funcionaba con ello como profesional y, como profesión, vivía unos niveles de absoluta precariedad que eran alarmantes. Si la cosa de dinero me la daba otra cosa, sentía que debía enfocarme en lo que verdaderamente me apasionaba y, si por el contrario, era el dibujo, el humor o el trabajo creativo lo que me daba de comer, este me generaba tanta tensión debido a sus condiciones, que me obligaba a pararme continuamente, a rechazar cosas que no creía conveniente, a equivocarme, a volver a repetir cosas que no quería, a sentirme defraudado. Todo mal.

via GIPHY

Paralelamente a esta situación también ha habido muchas cosas buenas, muchísimas. Cosas que, de hecho, me hacían continuar. Pero pasaban los años y no encontraba un equilibrio adecuado. Mal asunto.

Después de que anunciara publicamente detener mi actividad artística como profesional, terminé los trabajos que me quedaban pendientes y eliminé mis herramientas de comunicación: webs, canales de redes sociales, emails, todo.

Tras unos meses alejado de la actividad artística y creativa como creador, no así como disfrutador -eso no me lo puedo quitar nunca-, reflexionaba sobre la profesión, mi interés en ella y en lo que significa llegando a algunas conclusiones: no tenía mucho interés en forjarme una impronta artística, pero mi relación con el ámbito artístico hacía que, inevitablemente, me viera abocado a ello. Mi interés por multiples disciplinas con las que jugaba de manera transversal habían conseguido que mi etiqueta fuera la de artista, aunque yo siempre perseguía readaptarla a creativo o, si se quería matizar la etiqueta, creativo gráfico.

Mi relación con la creación siempre ha tenido dos intereses: por un lado acepto que hay una necesidad de contar algo, de comunicar, que entiendo ineludible a la actividad artística pero, por otro lado, mi interés siempre ha sido la experimentación y la enseñanza, hacer pedagogía con ello. Siempre me ha interesado más compartir algo que conozco para que más gente sepa de ese conocimiento, que aceptar en exclusiva que solo pueda conocerlo yo.

Es por esto que, tras verme que se sucedían los meses sin actividad creadora pero sí un interés todavía en seguir formándome y en adquirir conocimiento, mezclado con una profunda reflexión sobre mi vida profesional, llegué a la conclusión que quizá mi camino deba estar más ligado a esa cuestión de compartir el conocimiento y menos en intentar estar en la primera línea de la creación, al menos no como para intentar vivir exclusivamente de eso, dado los condicionantes anteriores.

¿Y ahora, qué?

He decidido reabrir mi proyecto humorístico Ríete de TODO, que ya intuía que se tejía por el camino que mencionaba antes: originalmente era el nombre que daba título a mis talleres de historietas y proceso creativo del humor gráfico, que disfrutaba impartiendo en centros de arte, universidades y centros similares. Luego pensé que bajo ese nombre podría acoger a mi creación viñetuelística y textual para, más tarde, estrenar un espectáculo en solitario humorístico, en el que ponía sobre la escena una serie de propuestas que a mí me hacen reír para compartirlas con el público.

Es ahora, después de esa gran reflexión, en la que he entendido que mi gran interés nunca ha sido el comercial aunque haya comerciado mucho con mi trabajo y conocimiento, si no que es en el hecho mismo pedagógico donde ha radicado siempre mi interés. Es por eso, por lo que he decidido reabrir el proyecto reorientándolo, ahora ma´s explicitamente a ese interés pedagógico en el que he pensado darle forma no solo siguiendo ofreciendo los talleres presenciales que venía impartiendo, si no acercarlos incluso a talleres online que estoy preparando para publicar en los próximos meses y, paralelamente a ello, un canal de video para generar material pedagógico extra, con análisis del medio, creadores y obras, todo ello con un foco en el humor de raiz hispana principalmente. Sin dejar de lado, aquello que también me apasiona y me hace disfrutar, como es la creación de viñetuelas, la escritura humorística y la intervención escénica humorística.

Si has leído todo esto y ya me conocías o eras seguidor de mi trabajo, supongo que entenderás la explicación. Si, por el contrario, acabas de conocer la web, te invito a que leas sobre mí aquí y espero que disfrutes con esto de las cosas del humor.

Así que, después de esta no-breve explicación, os doy la bienvenida a Ríete de TODO, la web donde encontrarás divulgación, viñetuelas y textos de humor.

Muchas gracias.

Omar Janaan

via GIPHY

Show CommentsClose Comments

Leave a comment

Si quieres seguir con las RISAS tenemos que decirte que esta web también usa COOKIES (sí, las temibles Cookies traga-datos). Si estás de acuerdo, pulsa ACEPTAR y si quieres conocer la política de Cookies también puedes verla haciendo click al botón este ->    Ver Política de cookies